El cloro en piscinas, todo lo que necesitas saber

El cloro es uno de los químicos indispensables cuando hablamos de tratamiento del agua de la piscina. Hoy vamos a conocer los diferentes tipos de cloro y cómo utilizarlos de manera óptima.

Los beneficios del cloro

Este producto desinfecta tu piscina matando todas las bacterias que puedan encontrarse en el agua. Es un tratamiento eficaz y uno de los más económicos del mercado.

 

El cloro actúa también como un oxidante. Se recomienda utilizarlo en piscinas exteriores o donde el agua reciba la luz del sol, ya que de esta manera el cloro se mantiene en el agua durante más tiempo a través de sus estabilizadores químicos.

Tipos de cloro

Lo que la mayoría de gente no sabe, es que existen diferentes tipos de cloro y cada uno de ellos tiene una función específica.

Cloro de choque

Este cloro se utiliza especialmente cuando abrimos la piscina después de un período sin usarla. Actúa de manera rápida y reactiva el agua de la piscina para que esté lista de nuevo para el baño.

 

Después, hay que dejarlo actuar en el agua y cuando hayan transcurrido unas 2 horas, es cuando debemos ajustar el pH entre 7,2 y 7,6. Para ello, lo mediremos y a continuación lo ajustaremos con un minorador o aumentador de pH, en función de lo que requiera nuestra piscina.

 

En una segunda fase, podremos utilizar el cloro choque para eliminar las bacterias. Lo correcto es utilizar este cloro como tratamiento inicial añadiendo 15g de cloro por cada m3 de agua.

 

Hay que dejarlo actuar en el agua con la filtración en marcha y cuando hayan transcurrido unas 2 horas, volver a analizar el pH y el nivel del cloro. Esta operación puede repetirse reiteradas veces hasta conseguir un agua cristalina.

Cloro lento

Cuando ya hemos realizado el proceso inicial con el cloro de choque, es necesario un mantenimiento diario de la piscina. Para ello utilizaremos el cloro lento, pero cuidado, debemos asegurarnos de que el pH esté ajustado antes, si no la desinfección no será eficaz.

 

Es aconsejable utilizar un dosificador flotante para el uso de tratamientos químicos.

 

Colocaremos una unidad de cloro por cada 25m3 de piscina y dejaremos que actúe por todo el agua; para eso pondremos en marcha el equipo depurador. Debemos tener en cuenta que podemos adquirir el cloro en diferentes formatos: pastillas, tabletas, granulado, líquido…

Recomendaciones

El cloro es un producto desinfectante muy eficaz, lo que supone que haya que tener cuidado a la hora de utilizarlo en algunas circunstancias.

 

No es recomendable prologar el contacto de los compactos de tricloro, ya que puede decolorar algunas superficies como el vinilo, las piscinas pintadas o el poliéster.

 

Por otro lado, el cloro puede dañar las pieles muy sensibles o enrojecer los ojos si se utiliza demasiada cantidad. A pesar de ser el desinfectante por excelencia por su eficacia y precio competitivo, no es apto para todas las pieles. Por ello existen alternativas como el bromo, cuyo tratamiento es más específico.

 

 

Si todavía tienes alguna duda acerca del cloro, ¡consúltanos!

Síguenos

agua-turbiacloro-choquecloro-lento

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar