Manta o tapiz: protege el jardín antes de montar tu piscina elevada

Si estás pensando en hacerte con una piscina desmontable, antes de empezar es muy importante preparar la base y proteger el suelo donde va a estar instalada la piscina con una manta o tapiz.

Prepara el terreno

Lo primero que debes saber, es que la base variará en función de los metros cúbicos de la piscina, lo que afectará al peso. En GRE disponemos de piscinas desmontables de varios tamaños por lo que algunas requerirán de una solera de hormigón y otras podrán colocarse directamente sobre el jardín. Normalmente la solera será necesaria en piscinas de madera y composite, pero esta información vendrá indicada en las instrucciones de cada modelo.

 

Independientemente de la necesidad de hacer una solera de hormigón o no, debes asegurarte de que el terreno está completamente nivelado.

 

Además, en el caso de que la piscina se monte directamente sobre el terreno, el suelo tiene que estar sólido para que no haya peligro de desplazamiento.

 

Protege el suelo de tu jardín

Una vez el jardín está preparado, es recomendable poner una manta o tapiz de poliéster entre el suelo y la piscina desmontable; al fin y al cabo, son productos de mucho peso y grandes dimensiones.

 

Además del jardín, estas mantas y tapices protegen el liner de la piscina evitando que quede expuesto al terreno. Así podrás prevenir posibles brechas o roturas del liner por piedras u otros elementos.

Los tapices

El tapiz de suelo lo puedes montar de manera muy sencilla. Están disponibles en diferentes colores y grosores, y todos se adaptan a tu jardín.

 

Además, estos tapices como son piezas independientes pueden tener un uso más allá de proteger el jardín. Pueden ser una superficie blanda para que los más pequeños jueguen sin hacerse daño, o incluso pueden utilizarse para hacer deporte en casa.

Las mantas

Si prefieres evitar el tener que montar el tapiz, la mejor alternativa es una manta protectora. Estas mantas están incluidas en algunos kits de nuestras piscinas. En GRE disponemos de mantas protectoras cuadradas o rectangulares, que puedes comprar de manera independiente.

 

La manta, disponible en varios tamaños, no resbala y evita arañazos e incluso posibles pinchazos que pueda sufrir el fondo de la piscina debido al terreno. Además, es muy fácil de colocar, solo tienes que extenderla en el suelo antes de montar la piscina, ¡y listo!

 

 

Con el jardín dispuesto y el protector colocado, ya puedes empezar a montar tu piscina. Descubre cómo montar las piscinas de madera de GRE, una de nuestras piscinas más vendidas.

Síguenos

tapiz-piscinamanta-piscina

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *