Ventajas de usar las cubiertas para piscinas

Las cubiertas de piscinas de verano facilitan la limpieza y el mantenimiento del agua, pero también cuentan con otro tipo de ventajas que destacaremos a continuación.

 

Existe una amplia gama de cubiertas para piscinas desmontables que se adaptan a todas las formas y tamaños de las piscinas (piscinas de madera, de acero, de composite…) y que están realizadas con materiales que garantizan la seguridad y protegen la piscina, además de ofrecer mayor seguridad en el acceso a la piscina.

 

Las cubiertas nos permiten disfrutar de la piscina durante todo el año de forma mucho más fácil ya que simplifican el mantenimiento y nos ahorran energía al mantener la temperatura del agua en niveles aceptables.

 

Tanto la cubierta para piscinas de verano como la cubierta de invierno están fabricadas en polietileno, material de la más alta calidad y seguridad que garantiza la temperatura y resistencia ante impactos. Además, el material con que están fabricadas las cubiertas de piscinas Gre tiene un sistema anti rayos UVA para una mayor durabilidad y resistencia frente al deterioro por la exposición solar y el paso del tiempo.

 

Cubierta de piscina o cobertor isotérmico para el verano

 

Sí, también existen cubiertas para piscina para la temporada de verano. El cobertor de verano, también llamado cubierta isotérmica nos permiten disfrutar de una temperatura del agua agradable durante todo el día. Las cubiertas para piscinas de verano se utilizan en los momentos en los que la piscina no se usa y por las noches, ya que la cubierta mantiene la temperatura alcanzada a lo largo del día gracias a las burbujas que actúan como aislante térmico. Durante el día, sin embargo, permite que la luz del sol caliente el agua de la piscina.

 

Las cubiertas de verano también facilitan el mantenimiento y la protegen el agua de la piscina de la caída de todo tipo de suciedad, hojas, residuos, polvo, insectos…

 

A su vez, la cubierta de piscina para verano, además de suponer un ahorro energético, también conlleva un importante ahorro en el consumo de productos químicos necesarios para el tratamiento de la piscina, evitan la pérdida de agua por la evaporación y reducen las tareas de limpieza porque los residuos caen sobre la cubierta y se retiran con mucha más facilidad.

 

Las cubiertas para piscinas de verano de Gre varían entre 180 y 400 micrones de espesor, asegurando la máxima calidad y cubriendo todo tipo de necesidades.

 

Las cubiertas de verano son fáciles de poner y quitar, se colocan sobre la línea de flotación con la parte de las burbujas en contacto con el agua de la piscina. A pesar de que las cubiertas son fáciles de poner y manejar, siempre podemos hacer esta tarea mucho más sencilla con los enrolladores de cubiertas para piscinas.

 

El enrollador de cubierta para la piscina simplifica la recogida de los cobertores isotérmicos y además permite un mejor mantenimiento de la cubierta para una mayor durabilidad, ya que la cubierta se mantiene estirada y posiblemente mejor doblada que si lo hiciéramos de forma manual.

 

El enrollador de cubierta de piscinas Gre tiene la capacidad de ajustarse a los diferentes anchos de las  piscinas, y está disponible tanto para piscinas enterradas como elevadas. Cuenta con una rueda giratoria que permite enrollar la cubierta de forma cómoda y fácil. Además, gracias a los enrolladores de cubiertas con ruedas podremos quitar el enrollador con la cubierta para piscina recogida y dejar ese espacio libre para acceder a la piscina.

 

Cubierta de piscina o cobertor protector para el invierno

 

La cubierta de invierno para piscinas desmontables es el accesorio para piscina imprescindible para un correcto invernaje de la piscina.

 

La cubierta de invierno protege la piscina y el agua de la piscina en los meses de frío y reduce las tareas de limpieza, ya que previene la suciedad en el agua de la piscina evitando que caigan hojas e insectos.

 

Las cubiertas para piscinas de invierno tienen una gran opacidad, para no dejar pasar la luz del sol y evitar el crecimiento de algas o bacterias que deterioran el agua de la piscina.

 

En invierno, por lo general, nos olvidamos de las tareas de limpieza y descuidamos la piscina. Cubrir la piscina con este cobertor especialmente diseñado para ello, evita un gran deterioro del agua, lo que nos permitirá una puesta a punto de la piscina más sencilla.

 

La cubierta de invierno también protege la piscina del hielo en caso de heladas, lo que podría dañar el liner y mantienen la temperatura del agua a niveles más altos, además de ofrecer mayor seguridad al evitar posibles caídas al interior de la piscina.

 

El espesor de las cubiertas varía entre 100 g/m2 a 580 g/m2 dependiendo del modelo de piscina desmontable.

 

Todas las cubiertas de invierno de piscinas Gre incluyen agujeros de drenaje o sistema de evacuación para evitar las bolsas de agua por la lluvia, además de todos los elementos necesarios para la correcta fijación de la cubierta en la piscina: cordón elástico, ganchos, cable de acero plastificado…

 

Tanto en los meses fríos como en los meses calurosos las cubiertas son un elemento indispensable para proteger y mimar tu piscina, minimizan las tareas de limpieza y conservan la temperatura del agua, prolongando la durabilidad de la piscina y las condiciones óptimas del agua.

 

Este año no lo dudes más y mima tu piscina de madera, de acero, de composite o como sea…con una cubierta para piscina.

Síguenos

cubierta para piscinas desmontablesenganche de las cubiertas para piscinascubierta para piscinas de composite

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *