Bombas de calor para piscina: disfrútala todo el año

Cada vez son más las alternativas que existen para poder disfrutar de las piscinas en los meses de invierno. Y es que son tantos los sistemas de calefacción de piscinas que existen que darse un baño agradable es el mejor plan, más aún si tienes que quedarte en casa, un plan perfecto. Por ello, la bomba de calor es el elemento ideal para nuestra piscina y así poder alargar la temporada de baño, y conseguir una temperatura perfecta a la hora de bañarse. En este post te contamos cómo funciona la bomba de calor para piscina y las alternativas que hay. 

 

Bomba de calor para piscina

La bomba de calor para piscina nos permite aprovechar la piscina más tiempo en buenas condiciones. Podrás practicar natación, relajarte, bañarte en compañía, etc.

Tener una piscina en casa es un gasto considerable por lo que la bomba de calor puede ser una solución para poder amortizarla. Aunque suponga una inversión inicial, la piscina se podrá utilizar durante más tiempo. Es una manera de rentabilizar la piscina. La bomba de calor para piscina funciona de manera muy eficiente. Simplemente actúa aportando calor al agua de la piscina. Este tipo de bombas disponen de un evaporador que se encarga de recoger las calorías del aire que hay en el exterior y transferirlas al agua de la piscina para aumentar su temperatura. 

En la mayoría de los casos la energía que se usa para calentar la piscina proviene de una fuente natural que es el aire. La bomba de calor es de fácil instalación, y se puede colocar tanto en piscinas de nueva obra o en aquellas que ya han sido instaladas. Únicamente necesita una conexión eléctrica e hidráulica, por lo que con una instalación sencilla y rápida contará con los beneficios que le aporta una bomba de calor.

 

Cómo elegir la bomba de calor para piscina

Hay varias cosas que tener en cuenta a la hora de elegir una bomba de calor para piscina. Entre los factores que hay que considerar están: en primer lugar tener en cuenta la medida de la piscina, la altura del terreno en el que está ubicada y la zona geográfica de la misma. Por otra parte, la dirección del viento, ya que según de dónde venga traerá una temperatura u otra. En tercer lugar, es importante tener en cuenta si la piscina se encuentra excavada en la tierra o está construida sobre el suelo. Y por último, es bueno saber también cuántos meses se pretende usar y si es factible que sea todo el año o no. 


La bomba de calor Mini de GRE está hecha para piscinas sobre suelo, para calentar piscinas con un volumen máx de agua de hasta 30 m³, un flujo de salida mínimo de 0 a 3m³/h. Además, es fácil de instalar, no necesita Bypass, y tiene una temperatura mínima y máxima de trabajo de +12ºC a +42ºC y una potencia calorífica de 4,2 kW. También contamos con la bomba de calor mini para calentar piscinas de hasta 20 m³, que tiene una potencia calorífica de 2,5kW. 

La bomba de calor tradicional de GRE está hecha para calentar piscinas con un volumen máximo de agua de hasta 15 m³, un flujo de salida mínimo de 0 a 3m³/h. Además, tiene un compresión de rotación Hitachi, y tiene una temperatura mínima y máxima de trabajo de -5ºC a +43ºC y una potencia calorífica desde 3,5 kW hasta 24kW.


En definitiva, las bombas de calor tienen que cubrir unas necesidades específicas para la piscina y elegir la que mejor se amolda a la nuestra en común es la clave. Existen bombas de calor para piscina mini, tradicionales o bombas de calor con kit bypass. Las bombas de piscina con función inverter funcionan de maravilla y utilizar una manta térmica para cubrir la piscina también ayuda a que la bomba de calor haga mejor su trabajo. Pruébala y disfrutarás de tu piscina desmontable con todas las garantías.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar