Consejos para la puesta en marcha de tu piscina desmontable

En el post de hoy, queremos darte algunos consejos relacionados con la puesta en marcha de una piscina desmontable, por si te animas a instalarla este verano en tu jardín. ¡Toma nota!

 

Elige la mejor ubicación para tu piscina desmontable

Una mala decisión en la ubicación, puede provocar el rápido deterioro de tu piscina. 

Ten en cuenta los siguientes tips para la puesta en marcha de tu piscina desmontable:

  • El terreno sobre el que se instale debe ser amplio, estable, firme y resistente. También es importante que esté nivelado y liso y libre de piedras, hierbas o raíces que puedan perforar la base de la piscina y dañar el liner (esto último, a tener en cuenta sobre todo si el lugar no está cementado o si no le pones un lecho de arena).
  • Evita ubicarla debajo o al lado de una zona arbolada, porque el polen y las hojas podrían ensuciar las aguas. 
  • Lo mejor es que la montes en una zona soleada y protegida del viento.
  • Procura no colocarla bajo tendidos eléctricos o por zonas por las que pasen conexiones subterráneas de cualquier tipo (agua, electricidad, gas…).
  • Escoge un espacio cercano a una toma eléctrica para conectar la depuradora.
  • Ubícala próxima a una toma de agua, para llenarla de forma sencilla.
  • Ten cerca un desagüe, para vaciarla sin problemas.
  • Ten presente que los accesorios relacionados con la piscina (bomba, depuradora, etc.) consumen espacio.

Por último, marca el espacio necesario para tu piscina, de forma que: 

  • Si es redonda, estima que necesitarás 1m más del diámetro de la propia piscina.
  • Si es ovalada, cuenta con 1m más de largo y 2m más de ancho, para poder maniobrar sin problemas.

En definitiva, para la puesta en marcha de una piscina desmontable de tamaño medio, será necesario tener un espacio disponible, al menos, de 25 m2.

 

El montaje y llenado de tu piscina desmontable

El montaje va a depender del tipo de piscina desmontable por la que te hayas decantado: de acero, de madera o de composite.

Te recomendamos que extraigas todos los componentes de las cajas, leas con detenimiento las instrucciones de tu modelo y te pongas manos a la obra.

Lo ideal es que lleves a cabo el montaje junto con un par de personas más, preferiblemente durante un día que no haga viento. 

En este post de nuestro blog, encontrarás consejos sobre montaje y llenado de las piscinas desmontables.

 

Accesorios y mantenimiento de tu piscina desmontable

Para mantener tu piscina limpia, te recomendamos los cloradores por electrolisis de sal, de los que te hablamos anteriormente en el blog y que generan cloro para la desinfección de la piscina a partir de sal.

La electrolisis salina tiene varias ventajas: genera y dosifica automáticamente el cloro en la piscina, evita el almacenamiento y la manipulación de producto químico y es totalmente seguro, ya que sólo utiliza sal común.

Otro accesorio del que no puedes prescindir es un buen limpiafondos, que permite eliminar la suciedad tanto del fondo como de las paredes de tu piscina, de forma manual o automática (con sistemas hidráulicos, eléctricos o por presión).

Encuentra ahora en GRE todo lo necesario para poner en marcha tu piscina desmontable de cara al verano.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar