¿Cubrir tu piscina en verano? ¡Hazlo!

La temperatura del agua de tu piscina es muy importante, por eso para mantenerla, las cubiertas de verano son la mejor solución; sobre todo si vives en zonas donde refresca por las noches.

Tipos de cubiertas

Existen diferentes tipos de cubiertas que varían sus características como el grosor para adecuarse a las diferentes estaciones del año.

 

Estas cubiertas se adaptan a todo tipo de piscinas independientemente de la forma que tengan.

Cubiertas de invierno

En GRE disponemos de cubiertas de invierno que son muy resistentes para proteger la piscina fuera de la temporada de baño.

 

Estas cubiertas ayudan a mantener la piscina limpia evitando que caigan todo tipo de residuos durante el invierno fuera de la temporada de baño. Además, las cubiertas de invierno también resultan útiles sobre todo en las zonas más frías, para evitar que el agua de la piscina se convierta en hielo.

Cubiertas de verano

Por otro lado, tenemos las cubiertas de verano que están pensadas para usarlas durante la época de baño. En algunos lugares, cuando se va el sol la temperatura ambiente baja varios grados y esto hace que el agua de la piscina se quede fría.

 

Esta cubierta ayuda a mantener el calor del agua y así no te dará tanta impresión darte un baño a la mañana siguiente, cuando el sol todavía no ha calentado lo suficiente.

 

La cubierta queda flotando sobre el agua y genera unas burbujas que actúan como aislante térmico manteniendo la temperatura del agua.

 

Además, las cubiertas ayudan a dejar la suciedad fuera y de esta manera no tendrás que estar limpiando la superficie ni el fondo de la piscina constantemente.

 

Las cubiertas de verano están específicamente diseñadas con un espesor de 400 micrones que ofrecen calidad y resistencia, y a su vez evitan que resulte costoso el retirarlas y volverlas a poner. Además, disponen de un tratamiento anti-UV para no ser dañadas por el sol.

Enrolladores para recoger la cubierta

En GRE disponemos de enrolladores que te facilitan el plegado y la extensión de la cubierta en todo momento. De esta manera, podrás colocar el enrollador en un lateral de forma que no moleste y podrás poner la cubierta cada noche y retirarla cada mañana sin ningún esfuerzo.

 

Estos enrolladores suelen ir atornillados en un lateral de la piscina (en las playas) pero si tu piscina es enterrada, en GRE tenemos a tu disposición el enrollador solar para piscinas enterradas que incluye un mando a distancia.

 

 

 

Ya puedes darte ese baño mañanero en tu piscina sin que te dé impresión meter el pie. Pon a punto tu piscina para este verano.

Síguenos

cubierta verano

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar