Las mejores duchas de piscina

De todos los accesorios para piscinas que existen en el mercado, uno de los más importantes y necesarios es la ducha de piscina.

 

En este post te vamos a contar las razones por las que la ducha para piscina no debe faltar en tu jardín si quieres proteger la salud de quienes se den un baño y, al mismo tiempo, contribuir al buen mantenimiento de las aguas.

 

¿Por qué has de usar la ducha de piscina antes y después de bañarte?

Las duchas de piscina son un elemento clave para ayudarte a conservar el agua de tu piscina en perfectas condiciones para el baño.  

 

Así, antes de sumergirte en tu piscina, conviene que te des una ducha para eliminar posible suciedad (sudor, o incluso restos de cremas solares, colonias o desodorantes…) e impedir que ésta contamine las aguas. 

 

Pero no solo por cuestión de mantenimiento es importante este ritual, sino por tu propia salud. Duchándote antes del baño, regularás tu temperatura corporal y será más seguro zambullirte en el agua, porque el cambio será progresivo y no repentino.

 

Al salir de la piscina también es conveniente pasar por la ducha, con el objetivo de eliminar el cloro y otros productos químicos que se hayan quedado depositados en tu piel.

 

Tipos de duchas de piscinas, ¿cuál se adapta mejor a tus necesidades?

Podemos hablarte de dos tipologías de duchas: las convencionales y las solares.

 

Las duchas de piscina convencionales se han de conectar a una toma de agua corriente de tu vivienda. Son de fácil instalación y muy económicas pero tienen el hándicap de que no permiten regular la temperatura, siempre te ducharás en agua fría.

 

En GRE tenemos esta ducha estándar de estética minimalista que se adapta a cualquier espacio. Acabada en acero inoxidable, este material garantiza durabilidad y resistencia a la climatología. Cuenta con pomo de apertura y cierre de agua manual, ideal para duchas privadas.

 

Por otro lado, las duchas solares aprovechan la energía del sol para que caliente el agua almacenada en un depósito, que suele contar con una capacidad de hasta 40l. Esta opción permite que te duches en agua caliente y, además, es respetuosa con el medio ambiente, hecho que la convierte en una solución muy demandada por los usuarios de piscinas.

 

En GRE ponemos a tu disposición esta ducha solar de PVC negro con depósito de 9 litros. De fácil instalación: conexión rápida y sencilla a la manguera de tu jardín.

También tenemos otras opciones con depósitos de más capacidad y lavapiés (muy recomendable si estás pensando en instalar la ducha sobre césped o tierra y no sobre un espacio pavimentado).

 

Ventajas de tener una ducha de piscina en exteriores

En definitiva, una ducha exterior te aportará múltiples ventajas, además de los aspectos ya comentados anteriormente:

 

  1. Te ducharás al aire libre, en contacto directo con la naturaleza, lo que te ayudará a encontrar la calma y disfrutar de un momento de relajación.
  2. Evitarás ensuciar tu vivienda. Tras el baño, no tendrás que volver a casa mojado, empapando todo a tu paso.
  3. Aprovecharás el agua de la ducha para regar el jardín. La zona de la ducha se mantendrá siempre verde.
  4. Crearás un rinconcito muy llamativo estéticamente. La ducha puede convertirse en un espacio útil y a la vez decorativo. Intégralo en tu jardín añadiendo elementos naturales como madera, piedras o plantas y serás la envidia de tu vecindario 🙂

 

Encuentra en GRE todo lo que necesitas para el tratamiento del agua y mantenimiento de tu piscina.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *