¿Cómo proteger tu piscina de la lluvia?

Hay varias opciones para proteger tu piscina de la lluvia durante el invierno. Así, al llegar la época veraniega, las tareas de mantenimiento serán más sencillas, requerirán una menor dedicación y podrás disfrutar del baño con una mayor inmediatez.

 

¿No lo tienes del todo claro? Te contamos a continuación las razones por las que las cubiertas para piscinas son la mejor solución para ti.

 

Las inclemencias meteorológicas afectarán a tu piscina a lo largo del año

Piscina y lluvia no son la mejor combinación. 

 

Al llover, tu piscina puede llenarse no solo de agua, sino también de hojas, piedras, barro, arena y agentes químicos, debido a la contaminación ambiental, que desequilibran su PH.

 

Si no dispones de un cobertor, tendrás que acometer tareas de limpieza y desinfección, para que las aguas vuelvan a ser aptas para el baño. De este modo, tendrás que librar tus aguas de líquenes y algas si quieres darte un chapuzón en buenas condiciones.

Y ya no solo eso. Esos elementos indeseables que puedan haber caído a tu piscina, se depositarán en el fondo de la misma, pudiendo dañar la superficie del fondo y obligándote a llevar a cabo un laborioso mantenimiento.

 

Pero no solo dicho fenómeno atmosférico puede convertirse en un enemigo para tu piscina. Hay otras situaciones meteorológicas que pueden afectar, tales como:

 

  • El viento. Sobre todo en otoño. Provoca que hojas y ramas se depositen en tu piscina y, al descomponerse, deterioren la calidad de las aguas (en el mejor de los casos, ya que también podrían llegar a obstruir filtros).
  • Las bajas temperaturas. Las heladas durante el invierno pueden conllevar que el agua de tu piscina experimente un cambio físico, pasando de estado líquido a sólido. Esto implica que se expanda y ejerza presión sobre el vaso de la piscina, lo que podría provocar daños estructurales importantes.  

 

La solución para proteger a las piscinas de la lluvia

GRE te ofrece una amplia gama de cubiertas para piscinas de invierno que se adaptan a todo tipo de materiales: acero, madera, composite, hinchable o tubular. 

El espesor de las cubiertas varía en función de los modelos de piscinas y van de 100 g/m2 a 580 g/m2. 

 

Además, todas las cubiertas de invierno de la gama GRE llevan una evacuación de agua al medio de la cubierta y los elementos necesarios para fijar la cubierta a la estructura de la piscina.

 

Ventajas de las cubiertas para piscinas contra la lluvia

En definitiva, algunas razones de peso para optar por instalar un cobertor a tu piscina contra la lluvia, son:

 

  1. Logra una mayor seguridad. ¿Por qué correr el riesgo de que alguien se precipite al agua sin desearlo?
  2. Consigue una mayor limpieza de las aguas. El cobertor evita los rayos solares y la fotosíntesis, por lo que no se formarán algas ni proliferarán microorganismos. 
  3. Olvídate de los efectos de las heladas, gracias al colchón de aire que se genera entre el agua y la cubierta.  
  4. Disfruta más rápidamente (y con menor esfuerzo) de la temporada de baño, al tener que dedicar menos tiempo a volver a ponerla en marcha.
  5. Te mantienes respetuoso con el medio ambiente, ya que el agua podrá ser reutilizada durante varios años.

 

Encuentra en GRE todo lo que necesitas para el tratamiento del agua y mantenimiento de tu piscina.

Síguenos

piscina de Gre con liner azul y aguaDetalle de una cubierta de invierno para piscinas de Gre

Comentarios

  1. Tengo una piscina de madera gre desdehace 1 año, me pueden informar si es necesario tratar la madera de alguna forma o con un algún producto específico?
    Gracias

  2. Buenos días,

    Nuestras piscinas de madera tienen una estructura de pino silvestre francés Certificado (PEFC), lo que significa que ya están tratadas para evitar problemas. No debe preocuparse por ningún tipo de tratamiento.

    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *